Volcán de El Teide - Tenerife
Volcán de El Teide - Tenerife
Memorias de un Cabrero
Memorias de un Cabrero

Memorias de un cabrero

En la década de los años sesenta del pasado siglo XX, más de tres millones de personas abandonaron el campo para dirigirse a las principales ciudades del Estado Español. En Canarias, nuestro pequeño país, algunos cientos de miles hicieron lo mismo.

Se consolidaba así, un proceso iniciado tiempo antes, de progresiva decadencia del medio rural y de  auge de lo urbano, con todo lo que esto implica: no sólo un cambio de ocupaciones y lugar de residencia , sino una transformación completa del estilo de vida, del modo del percibir el mundo y de ésta en él. Este proceso no ha parado de seguir desarrollándose hasta día de hoy.

Isidro nos invita a mirar el pasado a través de sus ojos, pero lo hace para que luego dirijamos la mirada hacia adelante desde el presente, que es lo único que existe.

Nos entrega dos enseñanzas muy valiosas: una, la base para una crítica radical, (radical en el sentido de ir a la raíz de las cosas), de lo que NO estamos haciendo bien en la actualidad; la otra, la posibilidad de imaginar un futuro que nos da sustento, pues si ellos fueron capaces de sobrevivir con tanta escasez, cómo no ibamos a hacerlo nosotros con muchos más medios en el presente. Y todo lo hace con la modestia y sencillez de un niño chasnero que mira a su abuelo interpretar los tiempos que van a venir por la forma de las nubes que se deslizan sobre la cima del Teide.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Estudios Abona S.L.